FORGOT YOUR DETAILS?

¿Quién dijo que los runners no toman cerveza?

“4 cervezas, 4 vueltas” canta el slogan de la BeerMile.
Y es que para correr este agotador y bizarro circuito, cada atleta tiene que consumir una lata de 355 ml de cerveza por cada vuelta de 400 metros.
Solamente ver el video de la partida logra dejarnos una idea bastante clara del espíritu que promueve esta carrera, que tuvo su origen en los años 90.

Los canadienses fueron los primeros en realizar el evento y ya están acostumbrados. Correr con esa ventaja facilita que el récord mundial actual sea de ellos, específicamente de Corey Bellemore. 1609 metros y 4 latas de cerveza en 4:34.35, todo un logro. Pero ser deportista de élite no es garantía siquiera para llegar a la meta, parece ser que una vez Lance Armstrong se tuvo que retirar después de la segunda cerveza, admitiendo que “no era lo que esperaba”.

Y es que correr en estado alcohólico con la mente no tan enfocada no es el problema. Parece ser que el gas es lo que genera que mucha gente tenga que apartarse al costado del camino. Y ¿qué pasa si uno se descompone? Hay reglas también para eso. Si no lográs contener la cerveza que ingeriste, entonces te penalizan con una vuelta más.

beermilelondonLa BeerMile se ha convertido en una carrera a nivel mundial, que reúne a atletas y fanáticos de la cerveza de todo el mundo, y no es la única que podemos encontrar de su estilo. Por ejemplo, existe una versión que reemplaza a la cerveza por vodka, conocida como “The 3000m Vodka Steeplechase” u otras versiones más “saludables” como la “Chocolate milk mile”. ¿Y qué me dicen de la Rubik’s Cube race que corrió Usain Bolt el año pasado? Si se trata de diversión, hay toda una subsección de carreras cuyo objetivo es socializar esperando para que te anotes, como por ejemplo la Wine Down Relay, o la Mimosa Run.

 

 

backPero volvamos a la BeerMile. La cerveza tiene propiedades ya comprobadas como la presencia de vitamina B, que ayuda a convertir a los carbohidratos en energía, pero claramente en esta singular carrera el objetivo no es la hidratación. Correr y tomar cerveza no son dos pasiones que se den la mano usualmente, aunque hay antecedentes de grupos que las comparten, y las justifican a través de la ciencia. Los “Beer Runners” son grupos de runners que aseguran que tomar cerveza después de correr hidrata tanto como el agua, aunque siempre cuidándose de los excesos. En Argentina, tenemos representantes locales de este movimiento mundial que se hacen llamar los Birraners y plantean a la actividad como “el tercer tiempo del running”.

Más allá de la polémica que pueda generar, esta nueva categoría de experiencias logra un maridaje perfecto entre el running y las actividades sociales, creando un nuevo segmento que en definitiva y desde mi punto de vista, quizás logre atraer al running a gente que de esta manera se sienta más incluida, o no tan exigida como en una carrera tradicional. Descubrir esta pasión no es algo que suceda todos los días, y todas las historias de vida que llevan al running son particulares y diferentes. Y si encima empezás a correr cruzándote en una carrera con Usain Bolt, ni hablar.

En iloverunn tuvimos la primer edición en Diciembre del 2016, y ya estamos armando la segunda BerMile para Diciembre 2017,
¿Nos anotamos?

Preparate para la BEERMILE.COM.AR en la Argentina!
Una #Experienciailoverunn

PAULA BECCETTI

TOP