FORGOT YOUR DETAILS?

CAMILO MERCHÁN MONTES

[ Microsoft ]

¿Qué era lo que seguía? Camilo viajaba desde Bogotá hasta Medellín regularmente para ver a su novia. Un día, cuando había ahorrado dinero para poder costear otro viaje más, la respuesta fue “no vengas, esto no funciona”. Desahuciado, caminó hasta encontrarse de repente con una vidriera, donde vio sus primeras tenis Adidas. Las compró sin saber muy bien por qué. Hoy, acaba de clasificar para la maratón de Boston.

Me contó toda su historia, cuando entrenaba sin ayuda ni guía de nadie, el difícil período de dos años en el que tuvo que dejar de correr por una crisis financiera de su familia que lo obligó a trabajar de noche, hasta cuando por fin pudo volver. Preocupado por las causas sociales, quiso participar en su primer maratón ayudando a la Fundación Best Buddies y, hace poco, disfrutó de sumarse a la iniciativa “Correr por alguien” que lidera su compañero de Goodwill Runners, Carlos Illera.

Entre recuerdos que lo hacen sonreír, me cuenta la vorágine que lo hizo finalmente decidir que era hora de entrenar de manera “juiciosa”. Salía con una chica, pensaba casarse, y planeó un viaje con ella para ir a la Maratón de Berlín, y luego pedirle matrimonio en París. Hizo un viaje de muchas escalas, llegó enfermo a Berlín, y tuvo algunos inconvenientes porque no llegó a ir al baño antes de correr. Y cuando le pasó eso (sumado a la ruptura con su chica durante el mismo viaje), se dio cuenta que su objetivo de clasificar para Boston se veía cada vez más nublado. En ese momento se replanteó tres cosas:

 

  • Encontrar un nuevo método de entrenamiento.
  • Mejorar la alimentación.
  • Lograr clasificar para Boston en un año y medio.

 

Pero lo que más me interesó es que Camilo no solamente es un ejemplo de superación en el running, sino que también es un orgullo para su familia de origen humilde, que lo vio esforzarse por estudiar en la que él consideraba la mejor universidad, y obtener su trabajo en Microsoft, donde hoy se desempeña como Business Manager.

Él se define a sí mismo como un especialista en poner metas, y un referente en transformación, tanto en Microsoft como en el running, como en la vida en general. Por eso le pedí que comparta algunos consejos.

 

Los consejos de Camilo

  • “Rodearse de gente mejor que tú para lograr las metas. Mi jefe dice que siempre contrata gente más inteligente que él”. Esto sucede tanto en el running como en la empresa. Camilo eligió su equipo Goodwill Runners porque había gente mucho mejor que lo podía llevar a ser mejor corredor.
  • “Progresar escalón por escalón. En mi generación (los millennials), no jugamos largo, no corremos la maratón. Siempre queremos hacer el sprint, cuando la vida es una maratón. Para cada etapa de tu vida necesitas un proceso. En la vida queremos desarrollar muy rápido una meta y no disfrutamos el camino. En las organizaciones pasa lo mismo. Uno no puede ser gerente de una vez. Hay que llegar con solidez.
  • “Trabaja en equipo. Entre más personas es más llevadero.”

 

¿Por qué las empresas deberían contratar runners?

  • El runner se pone objetivos.
  • El runner es resiliente. Correr una carrera cualquiera requiere resiliencia y cabeza. Las empresas también, ante las dificultades.
  • El runner es responsable. Entrena siempre en una rutina que sabe que no puede romper.
  • El runner se autosupera.
  • El runner tiene el poder de animar a la gente a ser mejor.

 

Su próxima meta es Chicago, con el objetivo de bajar las 3 hs. La siguiente es completar las seis mayores: Chicago, Berlín, Boston, NY, Londres y Tokio. Él me dice “hagámoslequehptas” (hay que tomar riesgo, ¿qué podemos perder?) y recomienda que todo runner escuche “Me vieron cruzar” de Calle 13. Si querés ver los videos de la preparación de Camilo para Chicago, date una vuelta por su blog www.camilocorre.com.co, o seguilo en Instagram (@camilo_merchan).

 

POR PAULA BECCHETTI

 

TOP