MUJER

CORRER CON TACOS


La mujer ha ido ganando en la última mitad del siglo espacios en los que antes no le era permitido participar o algunos en los que aun ni siquiera imaginaba que podía.
El running no es la excepción.

El running crece a nivel mundial tal vez más que cualquier otra disciplina deportiva. Hay fiebre runner y las mujeres acompañamos esa fiebre sumándonos proporcionalmente.

Pero no siempre pudimos formar parte de esta disciplina. Existen muchos antecedentes de mujeres que han demostrado a lo largo de la historia que estaban preparadas y dispuestas a compartir ese espacio.

Remontándonos a los inicios de los Juegos Olímpicos en el siglo XIX (1896 fue el año en que se celebraron los primeros propiamente dichos en Atenas, Grecia) había mujeres que deseaban correr y participar del maratón, no obstante lo único que pudieron hacer fue correr por fuera del circuito oficial fuera del estadio.

Luego, hubo otras experiencias, y muchas formas en que las mujeres corrieron la distancia del maratón y obtuvieron marcas.

Dos mujeres plantaron bandera femenina en la maratón.

1926 fue un año histórico para la mujer en el running. La británica Violet Percy fue la primer mujer oficialmente fiscalizada en tiempo de carrera completando la maratón de Londres en 3 Hs 40 minutos.

De hecho podemos recordar a Kathrine Switzer, escritora, comentarista de televisión estadounidense, fue la primer mujer en correr maratón en 1967 cuando inscripta en la maratón de Boston con el dorsal 261 bajo en nombre de KV Switzer se atrevió a desafiar las normas establecidas hasta el momento para esa prueba. A la mitad de la maratón un juez se percata de que se trataba de una mujer, se le arroja encima para detenerla y así los otros atletas que competían la defendieron y la escoltaron hasta la meta para que ella luego de 4 horas 20 minutos pudiera finalizar su desafío. Por supuesto siguió corriendo terminando primera en la maratón de New York en el año 1974, para volver a Boston en el ´75 resultando segunda con 2 horas 51 minutos.

Y así como las mujeres hemos ido ganando espacios públicos, profesionales y deportivos también nos sumamos al running poniéndole un toque de sensibilidad y por qué no glamour; aunque cuidado, las mujeres no somos pura sensibilidad, también somos muy competitivas y acá estamos… ¡Abran paso!

El running nos fortalece en la medida en que nos abre un espacio donde compartir experiencias y una pasión en común, a la vez que nos ayuda a mantenernos en forma y saludables no solo a nivel físico sino psíquicamente.

A menos que seas una atleta dedicada,  lo fundamental siempre es disfrutar, tener un espacio en donde divertirte sanamente, donde compartir momentos con otras personas que albergan los mismos intereses.

No siempre somos afortunadas en tener una pareja, o bien, mínimamente en tener una pareja que realice la misma actividad, no obstante el hecho de que nos acompañen a alguna carrera, que nos esperen en la meta y compartir un hermoso día al aire libre con los afectos más cercanos fortalece el vínculo, nos da motivo de orgullo a nosotras y también a ellos que nos ven disfrutar y superarnos día a día.

Con respecto a los entrenamientos resultan ideales para tener nuestro espacio en el cual podemos despejarnos, liberar nuestra mente y descargar tensiones de todas aquellas obligaciones a las que las mujeres no le hemos escapado sino por el contrario, que hemos ido sumando para crecer ya sea económincamente, profesionalmente o simplemente como personas.

Es comprensible que no es fácil cuando somos madres compatibilizar nuestros entrenamientos con los horarios de los hijos y sus actividades. De todas formas el running solo precisa de unas zapatillas, una calle y el horario lo pone la disponibilidad. No sufras pensando en que no podés, buscá aunque sea esa hora entre cada actividad en que puedas sumar unos kilómetros respirando aire puro y dejando que el viento roce tu cara. El running te permitirá generar endorfinas suficientes para volver con una sonrisa, está probado que correr mejora el humor.

En función de integrar a la familia y especialmente los niños a esta actividad cada vez son más los organizadores de carreras que piensan en este aspecto. Las carreras en general cuentan hoy con modalidad 1k, 2k y hasta 3k Kids que puedes disfrutar junto a ellos o bien esperarlos en la meta como lo hacen con vos incentivándolos a realizar una actividad saludable, a incorporar el deporte en su vida y a sentir que son parte importante de algo que mamá disfruta tanto.

Aunque aún queda camino por recorrer en este sentido, también algunas carreras a las que he asistido contaban con la excelente idea de un área dispuesta con inflables y gente del staff para encargarse del cuidado y diversión de los más chiquitos mientras los padres realizan su competencia. Esperemos que esta idea se haga extensiva cada vez más.

Mujer runner, siempre digo que lo fundamental es disfrutar de lo que se hace sea la actividad que elijas. No es necesario entonces que llegues primera a ningún lado. Verás que en las carreras hay multiplicidad de estilos tanto en hombres como mujeres. Están aquellos que ocupan siempre las primeras posiciones por supuesto, pero tras ellos hay una gran cantidad de personas que disfrutan del running en el sentido de compartir, desafiarse a sí mismos, realizar una actividad saludable.

Animate a ser mujer runner y a compartir tu pasión con quienes te rodean.

 

monicaender