MUJER

EMPEZAR POR EL PRINCIPIO @2


En 1967, Katherine Switzer fue la primera mujer que corrió “oficialmente” una maratón. Como Bobbi Gibb el año anterior, eligió la maratón de Boston, pero fue un poco más allá que su predecesora: ella se anotó en la carrera.

Para inscribirse usó el nombre con el que firmaba los artículos que escribía para el diario de la universidad, que era K.V. Switzer (inspirado en el escritor J.D. Salinger) y no denotaba género alguno. Así, consiguió llegar a la largada con el dorsal número 261.

Switzer_BostonLa gran motivación de Katherine para correr los 42k surgió de su entrenador, pero no porque la alentara a hacerlo: él no creía que Bobbi Gibb hubiese corrido la maratón entera, porque no creía que ninguna mujer fuera capaz de hacerlo…

Esas palabras de descrédito fueron las que impulsaron a K.V. a participar de la maratón para demostrarle que estaba equivocado.

“Me sentía una heroína. Todos me decían que no podría hacerlo, que las mujeres no podíamos hacerlo, pero yo sabía que sí podía…
En ese momento, no buscaba ser una atleta. Sólo quería conquistar la distancia”,
….dijo después K.V.

 

 

Katherine largó con sus amigos, pero en el tercer kilómetro el director de la carrera la agarró de los brazos y la tironeó para sacarla de la competencia, pero sus compañeros de entrenamiento lo impidieron, y Katherine pudo terminar la carrera en 4:20, a pesar de ser descalificada.

El momento en el que quisieron sacar a K.V. de la carrera fue fotografiado y salió en todos los diarios del mundo al día siguiente. Quedó inmortalizado bajo el nombre “el incidente de Boston”. Fue entonces cuando Katherine tomó conciencia de lo que había hecho y empezó a armar una propuesta que luego envió a las distintas organizaciones atléticas para desarrollar el running femenino.

“Correr una maratón me ayudó a descubrirme”, explicó Katherine. “Yo vengo de una época de miles de años de mitos, en los que la mujer perdería su útero si hacía cualquier cosa estresante. Yo no podía creer esto. Cada día corría un poco más. Me sentía Cristóbal Colón, todos los días navegando en una tierra plana, esperando caer. Pero nunca ocurrió, y eventualmente estaba en la línea de largada con un número abrochado a mi remera…”.

Pero la marca que dejó K.V. en la historia del running no se acaba allí: años después, en1974, Katherine fue la primera mujer en ganar la maratón de New York, en 3:07:29, y logrando el puesto 59 en la clasificación general.

 

sofi